Fuerte apoyo de Lagarde al gradualismo del Gobierno

La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, le brindó un fuerte espaldarazo a la política gradualista del Gobierno al considerar que se está "atacando el problema del déficit fiscal con mucha decisión, de manera sustancial y sostenible en el tiempo".

Durante un encuentro organizado por la Universidad Torcuato Di Tella del que también participó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, la titular del organismo multilateral de crédito destacó el trabajo del Gobierno al asegurar que "no ataca al déficit fiscal brutalmente sino contemplando la capacidad de la economía argentina y de la sociedad para responder".

"Los ortodoxos podrían argumentar que sería mejor que se haga más rápido, pero en tanto haya decisión y voluntad y se reduzca en un punto el déficit fiscal primario sería un gran logro también", lanzó Lagarde.

Por otro lado, la francesa echó por tierra las versiones que su visita a nuestro país se debía a la puesta en marcha de un plan del FMI para la Argentina: "No estoy acá para negociar con un programa y no vengo a prestar dinero porque Argentina no lo pidió". En ese contexto, la titular del organismo multilateral sostuvo que su paso por Argentina se debe en el marco del G20 al tiempo que comentó que "por año visito entre unos 30 y 40 países".

La titular del FMI aseguró que su visita, la primera que realiza al país desde 2007 un directivo del organismo multilalteral de este rango, se enmarca en la reunión de ministros de finanzas y directores de bancos centrales del G20 que se realizará la próxima semana -19 y 20 de marzo- en la Ciudad de Buenos Aires.

En otro momento de la charla, Lagarde elogió el acuerdo fiscal que la Nación alcanzó con los estados provinciales el año pasado al considerarlo como "algo notable y que impresiona", al referir que hay muchos países con políticas fiscales robustas pero con muy poco margen de control con las provincias.

Al analizar el contexto económico global la funcionaria afirmó que a pesar de estar atravesando años de crecimiento se observan "riesgos desfavorables en un futuro que hay que atender y el más inminente es un riesgo que se relaciona a un desarrollo positivo".

"Si la economía de Estados Unidos se desarrolla rápidamente por el estímulo fiscal vamos a ver un ajuste en las políticas monetarias, un aumento en las tasas de interés a un ritmo más rápido al que anticipábamos hace 6 meses y esto va a impactar en los términos financieros que se dan en todo el mundo", señaló.

En ese contexto, desde el FMI se observa que "el apalancamiento de deuda es alto respecto a la situación previa de la crisis financiera de 2008, por lo que elevar el costo financiero es un riesgo potencial y hay que contrarrestarlo", dijo Lagarde.

Al referirse a las imposiciones arancelarias que se están registrando en distintos países -como es el caso de EEUU con el acero y el aluminio-, la titular del FMI afirmó que esa situación "genera imprevisibilidad en la estrategia a futuro" y profundizar ese proceso "va a reducir el comercio y no va a ayudar a ningún crecimiento, a asistir a la erradicación de la pobreza ni reducir el costo de vida para los que tienen renta muy baja en países en vías de desarrollo".

Dujovne, por su parte, consideró que la incidencia de las medidas proteccionistas que se registran en el mundo tendrán "un impacto directo muy limitado para la Argentina" a raíz de lo que consideró "una muy baja integración con el mundo", pero admitió que el país se podría ver afectado si esas medidas se generalizan y detienen el crecimiento del comercio global.

Finalmente, con una economía mundial que creció 3,7% en 2017 y espera hacerlo al 3,9 este año, Lagarde entendió que "la perspectiva es positiva y es un momento justo para hacer las reformas que se tienen que hacer. Reforzar la productividad, impulsar el cambio de la fuerza laboral y concentrarse en reducir las desigualdades que vemos aumentaron en muchos países".

"El crecimiento sustentable no se puede dar con desigualdades muy altas", aseveró la directora del organismo multilateral al afirmar que el FMI "cambió su perspectiva respecto del pasado" y en la actualidad "contempla factores no tan importantes en otras épocas como plantear "un piso de protección social en sus programas y alentar la participación de las mujeres".

Fuente: Ambito