CONSUMO

Gobierno define lista de 500 productos que mantendrán precios congelados
21 de mayo de 2013 10:43

Comentar este artículo

Guillermo Moreno y las cámaras de supermercados terminan de darle forma al convenio de precios que regirá desde junio. Figuran marcas líderes y otras menos conocidas. El secretario, al mismo tiempo, administra las subas para los demás bienes.

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, junto a las cadenas de supermercados, terminaría de definir hoy la lista de 500 productos del nuevo acuerdo de precios, que incorporará a varias “primeras marcas”. Por otro lado, en las últimas semanas Moreno aprobó subas de precios, algunas en productos de consumo masivo, que de a poco comienzan a trasladarse a las góndolas, lo que demuestra un relajamiento del congelamiento, que termina formalmente el viernes de la próxima semana.

La lista de los 500 productos fue negociada a tres puntas, ya que varios borradores circularon entre los supermercados, la industria y la secretaría. Moreno quiere que esos precios queden congelados en las góndolas, y para ello permitirá a los supermercados hacerse de un “colchón” con la Súper Card, que reducirá las comisiones que deben pagar al sector financiero por la venta con tarjeta de crédito de 3 a 0,75 por ciento. El nuevo plástico les supondrá a los supermercados un ahorro de 700 millones de pesos, calcula el funcionario. Sin embargo, en el sector advierten que para efectivizar ese beneficio, la utilización de la tarjeta debe estar muy extendida, algo que difícilmente se pueda lograr en el corto plazo. Además, las cadenas tendrán margen para subir precios en los 10 mil productos que no entran en el nuevo acuerdo.

El convenio de los 500 productos anticipa una puja entre los supermercados y la industria para definir quién se hará cargo de sostener hasta octubre, según se estima, los precios de esos bienes. Es que por más que el Gobierno le permita a la industria aumentar precios, éstas tienen que tener el visto bueno de la demanda, como en cualquier vínculo comercial, que en este caso son las cadenas de supermercados. De modo que la otra cara del compromiso de sostener los precios en la góndola es la negociación al interior de la cadena de valor del artículo. En ese escenario, habrá empresas que por su poder de mercado podrán subir precios y trasladar el sacrificio a los supermercados, y otras que no. La lista de los productos del nuevo acuerdo incluirá a marcas como Molinos, Kraft, Danone, Sancor, Arcor, Quickfood, Coca-Cola y Bimbo. Los precios serán los de cada sucursal al 1º de febrero.

El congelamiento general de precios comenzó el 1º de febrero y termina oficialmente el 31 de mayo, lo que generó que Comercio Interior retrasara la aprobación de la primera tanda de aumentos de precios, que usualmente es en marzo. Este año las autorizaciones comenzaron en abril y se profundizaron en mayo. El traslado de los nuevos valores hasta las góndolas no es automático, sino que tiene un retardo, que en esta coyuntura puede ser algo mayor, para cumplir con los tiempos prometidos a Moreno. Ese incremento, sin embargo, suele verificarse antes en los comercios pequeños. El resultado es que de a poco se está saliendo del congelamiento y que no existe el peligro del “día 121”. La última actualización de precios muestra subas para Aerosoles y Servicios, Cera Suiza, Castell, Clorox, La Farmaco, Milkaut, Unilever, Papelera del Plata, La Gauchita, Aguas Danone, Algodonera Aconcagua, Lumilagro, Cicsa, Washington, Díaz y Quirini, Tetra Pak, Fargo, Mendía, Williner y Quilmes. Las subas son de 3,5, 7 y 9 por ciento según el producto sea “masivo”, “selectivo” o “premium”, respectivamente.

Más allá de su poder de mercado, la mayor parte del comercio minorista se explica por los supermercados chinos, autoservicios y almacenes, que manifestaron su adhesión al nuevo acuerdo de precios. Allí el efecto de la Súper Card es mínimo, de modo que el grado de absorción de aumentos de costos dependerá sólo de la negociación entre los mayoristas y la industria. “Esperamos que se encuentren los mecanismos para que la industria proveedora tenga una política especial con las pymes”, señaló Rubén Manusovich, titular de Fedecámaras. La segunda ronda de aumentos del año es en general en septiembre, aunque se espera que Moreno la postergue hasta después de octubre.

Fuente: Página/12

Enviar por email | Versión imprimir

 

Comentar este artículo

 


Acerca de eLeVe | Quienes Somos | Based on SPIP | Developed by APLIWEB| Políticas de privacidad

Registro de Dirección Nacional de Derecho de Autor N° 734010