Queja de los importadores por una nueva traba para ingresar productos textiles y calzado al país

Los importadores se quejaron por un requisito adicional que impuso el Gobierno para el ingreso de productos textiles y calzados, al afirmar que va en contra de la política de facilitación del comercio exterior que se ha promovido en el último año.

La Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) dijo que la resolución 404 de la Secretaría de Comercio emitida a fines del año pasado, implica un "retroceso".

"Mientras la ley que ratifica el acuerdo de Facilitación del Comercio de la OMC espera su sanción en el Congreso, el Ministerio de Producción impulsa medidas restrictivas al comercio -comúnmente llamadas "para-arancelarias"- que se ponen en evidencia con la reciente publicación de la Resolución 404/2016 de la Secretaría de Comercio que desconcierta al mundo empresarial que busca previsión y seguridad para invertir", indicaron.

La decisión administrativa impone a los importadores la necesidad de presentar una declaración jurada de composición de productos, que ya estaba vigente para otros productos y que el sector considera como una traba innecesaria.

"¿Por qué si una licencia no automática tiene 180 de vigencia, una declaración jurada de composición de producto tiene 120 días solamente, conforme indica la citada resolución? ¿Por qué si un producto viene analizado de origen, con certificaciones internacionales aceptadas en todo el mundo y realizadas por prestigiosos laboratorios, debemos encarecer el proceso de importación solicitando que intercedan otros organismos e institutos locales para que obligatoriamente vuelvan a realizar todos los ensayos, conforme también indica la resolución?", se preguntó la cámara.

El presidente de la CIRA, Rubén García, dijo a LA NACION que la entidad envió una carta al secretario de Comercio Miguel Braun, porque "hay una serie de anomalías en esta resolución, que implican un retroceso en la facilitación del comercio en la que trabajó este gobierno".

"El país tiene que transitar un camino en el que el control estúpido debe eliminarse; a los inversores les decimos que se facilitará el comercio a través de la ventanilla única, pero a la vez se saca esta resolución que va en el sentido contrario", afirmó.

García recordó que "más del 80% de lo que se importa va a las industrias" y aclaró que aunque "el diálogo mejoró mucho respecto del gobierno anterior, no se entiende esta medida".

En este sentido, el director de la consultora DNI, Marcelo Elizondo, dijo a LA NACION que "hay una línea general de institucionalización a través de normas del comercio frente a la informalidad" que prevalecía en el kirchnerismo.

"Pero a la vez hay excepciones en algunos rubros en los que se mantienen las trabas. Es el gradualismo llevado al terreno del comercio internacional, por el lobby de muchos sectores proteccionistas", concluyó.

Fuente: La Nación.com