Agro: la competencia del mercado genera nuevas demandas a los profesionales

Las empresas agropecuarias están pasando por un buen momento, aunque la realidad demuestre que todo se está haciendo a puro pulmón. Créditos bancarios inaccesibles, retenciones a los derechos de exportación de algunos productos, restricciones impuestas sobre otros, son sólo algunos de los ejemplos de las múltiples trabas con que se encuentran los productores agropecuarios.

Muchos de los problemas que surgen en el sector y que tan contrariada hace la labor en el agro podrían solucionarse si los productores acudieran a la ayuda de profesionales especializados en este ámbito.

Martín Rossi -contador abocados exclusivamente al asesoramiento de productores agropecuarios- es autor del libro Manual Agropecuario, que fue publicado recientemente por Aplicación Tributaria S. A.

En esta entrevista exclusiva, Rossi nos cuenta sobre su desempeño laboral e intenta transmitir algunos de sus secretos para aquellos profesionales que estén interesados en formarse en asuntos agropecuarios.

¿Por qué surge la necesidad de especializarse en el ámbito agropecuario?

La especialización de los profesionales –no sólo de los de Ciencias Económicas– deriva de las exigencias de los mercados que, por su creciente competitividad, generan a los productores agropecuarios nuevas necesidades y con ello nuevas demandas para los profesionales.

¿Cómo se prepara un profesional para estar en condiciones de asesorar a productores agropecuarios?

Creo sinceramente que un profesional al haber completado la currícula de materias que establece una universidad está en condiciones de asesorar a un productor. Por supuesto que cada sector tiene sus particularidades, y el agropecuario no se caracteriza por ser la excepción a las normas. Además, se le suma las disposiciones que emite la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (O.N.C.C.A.). Todo conspira hacia un mayor esfuerzo para mantenerse actualizado.

¿Cuáles son las principales falencias del sector en relación al asesoramiento de los profesionales de Ciencias Económicas?

No considero que sea la persona indicada para señalar esas falencias, pero creo que muchas veces los empresarios del sector agrario no son atendidos como debieran, debido a la falta de información entre profesionales y productores. Por un lado, los profesionales muchas veces desconocemos los aspectos que abarcan los procesos de producción agropecuarios y la problemática que ello implica y, por otro lado, el productor generalmente vincula al profesional de Ciencias Económicas exclusivamente con la liquidación de impuestos. Es decir, a los profesionales nos cuesta ver las necesidades y el que las padece no requiere nuestros servicios o peor aún se los demanda a profesionales de otras ciencias.

¿Cuál es la demanda de asesoramiento en este tipo de especialización?

En el sector agropecuario existen distintos tipos de productores. Los rentistas –por ejemplo– son los que pagan una renta a precio fijo (en dólares por hectárea) o con rentas variables (al valor del quintal o kilo de novillo). También, encontramos al productor empresario inclinado a invertir y correr riesgos o, por oposición, al productor más conservador adversario de correr riesgos. Además, desde el punto de vista de la producción, tenemos ganaderos, agricultores o mixtos. Existe una diversidad muy grande de partícipes en este sector y en cada una de estas categorías las necesidades son diferentes, por lo cual la demanda es muy diversa.

¿Qué servicios brinda al productor?

Es difícil enunciarlos porque tratamos de resolverle al productor la mayor cantidad de problemas, incluso los más triviales. Por citar sólo un ejemplo, ahora estamos trabajando con Márgenes Brutos, una herramienta que los ingenieros agrónomos utilizan mucho. Es muy útil sobre todo en esta época donde el productor empieza a planificar la próxima cosecha, en un contexto en que el mercado de arrendamientos tiene un exceso de demanda y los precios son muy altos. Es más, los Márgenes Brutos bien utilizados permiten al productor contar con información adecuada para decidir el máximo a pagar por hectárea.

¿Cómo es su relación con los productores agropecuarios?

Mi relación con los productores agropecuarios es una relación personal, con esto quiero significar que existe una relación profesional realmente comprometida con el sector y el productor esto lo reconoce y lo agradece.

¿Cuál es su experiencia personal en este ámbito?

Mi experiencia profesional en este sector se podría decir que comenzó cuando siendo ayudante en las cátedras de Socioeconomía 1 y Socioeconomía 2 de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de Universidad Nacional de La Plata empecé a comprender los distintos aspectos del sector y decidí trabajar en este ámbito. Posteriormente, me radiqué en el interior de la provincia de Buenos Aires y, desde entonces, me desempeño en este sector.

Si quiere hacer algún comentario sobre esta nota o para proponer nuevos temas o futuros personajes para la sección "Entrevistas Profesionales", escríbanos a lectores@aplicacion.com.ar

Esta entrevista fue publicada por primera vez en junio de 2007 en la Revista "Técnica de la Contabilidad y la Administración" editada por la editorial Aplicación Tributaria S. A.

Por Lic. Mariana Leiva

Exclusivo para Aplicación Tributaria S. A.

Lectura recomendada:

Lanzan libro sobre tratamiento impositivo en el agro