"Apuntamos a ser útiles para el trabajo diario de los contadores"

Luego de muchos años como suscriptora de Aplicación Tributaria S.A., María Alicia Bertolot se animó a dar el gran salto para convertirse en la directora de la revista "Técnica Societaria, Concursal y Pericial".

Su experiencia profesional y académica hicieron de ella la persona más adecuada para encarar este desafío.

Con sencillez, Bertolot admitió que la dirección de esta publicación “no estaba en sus planes”. Sin embargo, ante la propuesta del presidente de la empresa, Jorge Oscar Barrios, la contadora no dudó ni un instante.

“Me parecía que era un buen desafío para incursionar en el ámbito editorial, un lugar en el que nunca había trabajado”, confiesa Bertolot.

En esta entrevista, la directora habla sobre su trayectoria profesional y académica, su relación con Aplicación Tributaria S.A. y sus expectativas con respecto a la revista.

¿Cuándo comenzó su relación con Aplicación Tributaria S.A.?

Debo ser una de las suscriptoras más antiguas que tiene la empresa. En 1989, por una necesidad de apoyo técnico, decidí suscribirme a “La Información”. Como vendedor, Jorge Oscar Barrios vino a ofrecerme el servicio de esta empresa y, además, me invitó a conocer el material de Aplicación Tributaria.

¿Cómo surgió la idea de que se hiciera cargo de la publicación?

Hubo muchas idas y vueltas. Cada vez que me encontraba con Jorge Oscar Barrios hablábamos de esta posibilidad, pero luego quedaba en la nada. Finalmente, en 2006, nos reunimos para conversar seriamente del tema. A Aplicación Tributaria S.A. le hacía falta desarrollar la parte Societaria, Concursal y Pericial.

¿A quién está dirigida la publicación?

Por tratarse de una revista que aborda temas de la realidad cotidiana y que tienen que ver con un trabajo concreto, no sólo está dirigida al contador que dirige de un estudio, sino también a los profesionales que hacen el trabajo en sí, a los que "empuñan el lápiz", es decir, los encargados de preparar la documentación para una verificación de créditos, realizar las actas y hacer las pericias, entre otras cosas.

¿Sobre qué temas le gusta escribir?

Me gusta mucho la posibilidad de investigar sobre algún tema relacionado con la parte concursal y pericial. Será por eso que, a la hora de elegir sobre qué escribir, me inclino por estos asuntos. Si embargo, también elaboro informes sobre asuntos societarios. En los dos ámbitos, tengo una buena y amplia base de conocimiento y experiencia.

¿Cuáles son sus expectativas a largo plazo con respecto a la publicación?

A largo plazo, el gran desafío es que la revista siga creciendo para que, cuando realicen un análisis de mi desempeño como directora de la publicación, los que depositaron su confianza en mí no se sientan defraudados.

¿Y a corto plazo?

Y a corto plazo, el objetivo principal es que las notas que se publican sean de utilidad en las tres áreas (pericial, concursal y societaria), no sólo para los profesionales con vasta experiencia, sino también para los contadores que recién ingresan al mundo laboral.

¿En qué ámbitos comenzó su actividad profesional?

Probé en distintas áreas hasta que descubrí que lo que más me gustaba era la parte de pericias y de concursos y quiebras. Además, hice un posgrado en Sindicatura Concursal.

¿Qué expectativas profesional tenía cuando se recibió?

Mi primer objetivo fue dejar de trabajar en relación de dependencia. Por eso, el mismo día que rendí la última materia de la carrera (en 1985) fui a la empresa donde trabajaba y renuncié. Como no me gusta encasillarme y necesito una actividad dinámica, siempre preferí trabajar de manera independiente, ya que cada cliente presenta una problemática diferente.

Docencia

Además de su desempeño en el ámbito privado, Bertolot cuenta con una amplia trayectoria en el área educativa. Actualmente, la contadora ejerce como docente de la materia “Actuación judicial del Contador” en la Universidad de Buenos Aires (U.B.A.).

También, dicta clases en las sedes de La Plata y de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú de la Universidad Católica Argentina (U.C.A.L.P.).

Por otro lado, es docente del posgrado de la materia “Sindicatura Concursal” de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (U.N.L.Z.).

Hasta 2006, Bertolot también se desempeñó como docente en el nivel secundario. “Nunca fue mi medio de vida, por eso, cuando surgieron otros intereses más gratificantes, decidí abandonar esta actividad”, confiesa.

¿Qué le aporta usted a la docencia?

Tratamos de darles a nuestros alumnos muchos casos prácticos que surjan de la realidad cotidiana para que tengan herramientas que les permitan, una vez recibidos, desempeñarse eficientemente. La parte pericial, por ejemplo, la trabajamos con expedientes laborales reales.

Los nuevos contadores, ¿salen preparados y con las herramientas necesarias para desempeñarse en el ámbito profesional?

Los estudiantes de ahora tienen un compromiso distinto con la carrera. A raíz del uso de internet y la implementación de los apuntes, la formación es más sencilla. Los alumnos tienen la posibilidad de bajar trabajos de la web, por lo que hay cada vez menos elaboración propia.

Actividad Profesional/Política

La contadora es presidenta desde noviembre de 2005 de la Delegación de Lomas de Zamora del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires.

“La elección del presidente es una formalidad que hay que cumplir, pero en realidad todos los integrantes de la mesa directiva ponemos el hombro de la misma manera”, explica Bertolot.

Además, a nivel provincial, la actual presidenta forma parte -desde 2001-de la Comisión Provincial de Actuación Judicial del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires.

Desde su puesto, se enorgullece de que la Caja de Jubilaciones de los profesionales en ciencias económicas de la Provincia de Buenos Aires es una caja cerrada, donde todos los profesionales tienen asegurado el cobro de su haber jubilatorio.

Con un aporte mínimo obligatorio, los profesionales tienen derecho a una futura jubilación –estimada actualmente en un mil pesos ($ 1.000)–, subsidios o retiros programados, entre otras cosas.

Consultada sobre la posibilidad de que este mismo sistema sea implementado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Bertolot indicó que desconoce cómo quedaría la situación de los profesionales que trabajan en las dos jurisdicciones.