"Hay cierta flexibilización laboral, no sólo en la LCT sino también en los convenios colectivos en vigencia"

Mediando el año 2010, es un buen momnto para reflexionar sobre las diferentes problemáticas laborales en nuestro país y evaluar cuál es el escenario actual.

En una entrevista exclusiva, el Dr. Gustavo Gallo, Doctor en Ciencias Jurídicas, dialogó sobre distintos puntos referidos al derecho laboral, opinó sobre el tema de flexibilización laboral y evaluó los proyectos presentados en la Cámara baja que podrían originar cambios en la actual Ley de Contrato de Trabajo.

Varios expertos en derecho laboral coinciden en que la reforma laboral no creará empleo, ¿qué opinión tiene con respecto a este tema?

En mi opinión, las reformas laborales no crean empleo sino que, en el mejor de los casos, lo promueven. En este caso, la respuesta depende de a cuál reforma laboral nos estemos refiriendo. Si hablamos de los proyectos que están en tratamiento en el Congreso, mi opinión es negativa, porque no parece ser el momento para agregar derechos, que ya están bien reconocidos, sino para fomentar el empleo registrado en general y el de las pymes en particular. En ese sentido, el llamado principio de progresividad laboral, que implica ir mejorando las condiciones de labor indefinidamente, debería articularse con las variables económicas y las reales posibilidades de pleno empleo.

¿Cuál es la realidad que vive nuestro país con respecto a la “flexibilización laboral”

La realidad es que hay cierta flexibilización laboral, no sólo en la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) sino también en los convenios colectivos en vigencia.

Y la cuestión formal es que el término dispara controversias antes de analizarse los casos concretos, porque se ha generado una rivalidad ideológica que se da entre sectores progresistas y conservadores, que impide ser prácticos en la toma de decisiones.

¿Qué beneficios podrían traer aparejados los proyectos presentados por el Diputado Héctor Recalde?

Son tantos los proyectos que es imposible contestar en forma global. Pero en general tales proyectos muestran un objetivo dual: (a) volver al texto original de la LCT de 1974, (b) ir incluso más allá del texto de 1974, en la medida en que el trabajador tenga más derechos y menos obligaciones.

Son, en definitiva, proyectos que favorecen a quien tiene empleo.

El Dr. Gustavo J. Gallo es Doctor en Ciencias Jurídicas(UCA),Mediador(EABA) y Abogado(UBA). Es profesor pro-titular de Derecho del Trabajo y Seguridad Social en la UCA, profesor adjunto en Derecho del Trabajo (UBA), profesor de postgrado y Master en Derecho de la Empresa (UMSA) y profesor de postgrado en Derecho Laboral (Colegio Público de Abogados). Actualmente desempeña su profesión en el estudio jurídico Gallo & Asociados.

¿Qué consecuencias traerían estas reformas al sector empresarial?

Habrá más dificultad en la gestión, alguna retracción en el empleo temporal y más empleo informal en las pymes.

Un estudio privado reflejó que, “el 60% de los jóvenes argentinos sufrió problemas de inserción laboral". ¿Cree que esto tiene que ver con que existe una tendencia en las empresas de contratar gente con edad más avanzada?

Hay una retracción general del empleo que se vive en el mundo pero, en particular, no creo que la causa que excluye a los jóvenes sea la contratación de personas con edad avanzada. Y si así fuera, estaríamos a la vanguardia del mundo como modelo de gestión, pues en general se prefiere la mano de obra joven por ser más barata y menos proclive a las enfermedades.

Cuestión aparte es que en algunas industrias nos hayamos quedado sin jóvenes capacitados. Y aquí es donde se nota la falta de coordinación entre la capacitación de nivel superior y las necesidades de la producción.

¿Qué tipo de consultas laborales son las que recibe con más frecuencia?

Por lo general, las consultas laborales que respondo con más frecuencia son las referidas a reclamos por despidos por valores que superan la tarifa y, por otra parte, también las relacionadas con las políticas de recursos humanos.

Por Ángeles Bellomo