"La existencia de un juego de normas diferenciadas para PyMEs permitirá que también este tipo de entidades se vean beneficiadas"

La Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (F.A.C.P.C.E) estableció, mediante la publicación de la Resolución Técnica Nº26, que las NIIF originales, tal como se encuentran publicadas por parte del IASB, serán las normas contables vigentes por las entidades bajo el control de la Comisión Nacional de Valores para los ejercicios anuales que se inicien a partir del 1 de enero de 2011.

En una entrevista exclusiva, el Cdor. Hernán Pablo Casinelli, autor de los libros "Normas Internacionales de Información Financiera" y “NIIF para las PyMEs", ambos editados por Aplicación Tributaria, nos habla sobre diferentes temáticas referidas a las estas normas internacionales y principalmente se focaliza puntualmente en la situación de las PyMes con rspecto a esta normativa.

¿En qué marco se gestaron las Normas Internacionales de Información Financiera para las PyMEs?

Las NIIF para las Pymes surgieron como una necesidad internacional de atender los requerimientos de un sector sumamente significativo de la economía mundial – estamos hablando de aproximadamente un 80 % de las empresas del mundo – que consideraban a las NIIF Completas bastantes complejas para su realidad transaccional.

Si bien no existió consenso de inmediato en que sea necesario generar un juego de estándares diferenciados, la idea progresivamente fue ganando la aceptación de la comunidad profesional y académica internacional, y fruto de los intensos debates que se suscitaron desde fines de siglo XX en diferentes foros de opinión, reuniones técnicas y congresos profesionales o académicos hoy contamos con un juego de estándares para preparar información financiera de carácter internacional, específico para lo que esta norma denomina PyMe.

¿Cuáles son los principales cambios que se originaron a partir de su aplicación?

Creo que los cambios más importantes aún no se han generado, sino que son los que están por generarse. La existencia de un juego de normas diferenciadas para entidad PyMEs permitirá que también este tipo de entidades se vean beneficiadas, y por contar con un lenguaje financiero común puedan gozar de las ventajas comparativas que le ofrece subirse al proceso de globalización de las relaciones económicas.

En Argentina ¿son obligatorias las NIIF para PyMes?

Aun no. La RT N° 26 de FACPCE – que adoptó a las NIIF – en realidad hacen referencia a lo que hoy denominamos NIIF completas – ya que al momento de su sanción las NIIF para las PyMES aun no se habían publicado. No obstante, se encuentra un proceso de análisis del esquema normativo nacional, el cual contemplaría la posibilidad de que ciertas entidades apliquen las NIIF para PyMEs.

Hernán Casinelli, Contador Público (UBA) distinción Magna Cum laude. Director de la carrera de Contador Público, programas conjuntos y Curso de Posgrado en Contabilidad, Auditoría y Tributaciones Internacionales (UADE). Profesor adjunto de Contabilidad Superior y Análisis de Estados Contables (UADE) y profesor del Curso de Desarrollo Profesional de CPCECABA en los módulos “Estados Contables” y “Normas Internacionales de Información Financiera”. Consultor especializado en implementación de NIIF y en asesoramiento técnico sobre contabilidad financiera y de gestión.

Alos fines de la explicación de estas normas, ¿Qué empresas quedan encuadradas dentro del concepto PyMe?

Es muy importante esa pregunta, porque cuando la gente piensa en una PyME, inmediatamente lo asocia con una empresa de pequeña envergadura, con pocas transacciones, bajos niveles de inversión o de características meramente locales. Ese no es el sentido de PyME en estas normas. Las entidades alcanzadas, a las que se las denomina PyME, son aquellas que cumplen un doble requisito: el primero, que sean entidades que no tengan obligación pública de rendir cuentas – esto es, que no sean ni entidades que participen de los mercados de capitales, ni entidades financieras o aseguradoras - , y el segundo, que tengan obligación de presentar información contable para usuarios externos.

¿Estas PyMes cuentan actualmente con la suficiente información sobre las NIIF?

Mi experiencia profesional me indica que en muchas entidades que podrían aplicarse estas normas se ignoran los beneficios que su utilización podría otorgarles. Piense, por ejemplo, una entidad argentina que quiera financiarse a una tasa más competitiva que la vigente en el mercado argentino para ampliar su capacidad. Contar con un lenguaje financiero entendible internacionalmente le permitiría, como mínimo, contar con la base que entidades de créditos de otras regiones tomarían en cuenta para analizar la factibilidad de otorgarles un crédito a una tasa más beneficiosa. Creo que la gran apuesta que hay que hacer, en este momento, es la difusión de estos estándares, la generación de conciencia en el management de las PyME, y desde luego, la capacitación de los cuadros técnicos – profesionales independientes o en relación de dependencia vinculados con entidades PyMEs – que deberían dominarlas para su correcta aplicación

¿Cuáles son sus actividades actuales en relación al tema “NIIF para PyMes”?

En primer lugar, debo decir que si bien estoy particularmente interesado con la problemática PyME, en mi actividad profesional me he especializado en las NIIF en general (primeramente en las denominadas NIIF completas). Fruto de ello fue la publicación de mi anterior libro específico sobre la problemática de las NIIF y su adopción a nivel global, y mi reciente publicación, NIIF para las PyMEs. Por otro lado, además de la actividad profesional, intensa en estos días, me encuentro abocado la capacitación en estas cuestiones. En la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) estoy a cargo de la dirección del curso de posgrado en Contabilidad, Auditoría y Tributación Internacionales (CPI), y este año hemos incorporado dentro del programa el tema de NIIF para las PyMEs. Asimismo, también en mi rol de Director de la Carrera de Contador Público de UADE, estoy promoviendo la incorporación de las cuestiones sobre internacionalización de la profesión en la currícula de grado, ya que es evidente que el perfil del contador del siglo XXI no será más el del profesional localista, sino que va a ser el de un Contador con necesidades de conocimientos y especialidades muy diferentes, sobre todo en temas internacionales. Asimismo, participo en programas de difusión de estas normas en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la CABA y en un equipo específico del tema de la FACPCE (desde el año pasado se está trabajando en la conformación de lo que internamente se denomina el grupo de “formador de formadores en NIIF”).

Por Ángeles Bellomo