“La factura electrónica le simplificará la tarea a los profesionales contables”

La obligación de facturar electrónicamente por parte de varias empresas a partir del 1º de noviembre factiblemente modifique sustancialmente el trabajo del profesional contable, tanto para quienes trabajen en forma independiente como en relación de dependencia. No pocas voces del sector se han manifestado en contra de esta obligación, argumentando la mayoría de las veces que el mal funcionamiento de los servidores de AFIP en la actualidad no augura un buen futuro en cuanto a la rapidez de la facturación, además de que en algunas localidades del interior la ausencia de banda ancha atenta significativamente en contra de esta modalidad.

En una entrevista exclusiva para Editorial Aplicación Tributaria S.A., el Dr. Marcelo Costa detalló cada uno de los pasos que la AFIP llevó a cabo para poner a punto este sistema y afirmó: “El contador tiene que quedarse muy tranquilo, como todo sistema lleva un tiempo de adaptación, pero una vez superado éste, le va a simplificar su trabajo de una manera enorme”.

Marcelo Costa es Contador Público de la Universidad de Buenos Aires. Ingresó a la Dirección General Impositiva en el año 1981, lugar donde se desempeña hasta la actualidad, siendo hoy el Subdirector General de Fiscalización de AFIP

¿Desde AFIP saben que en la matrícula de los contadores no hay mucho afecto por los sistemas informáticos del organismo?

“Sabemos los riesgos que una modificación así implica. Desde hace 1 año que hay empresas que utilizan este tipo de facturas y desde hace 4 que venimos haciendo un desarrollo propio de este sistema único en el mundo. En los países centrales en los cuales existe la factura electrónica se tercerizó el desarrollo y no tienen ni los adelantos ni la performance del nuestro. Tenemos muchas ventajas comparativas, pero cuando esto comience a funcionar en forma más masiva vamos a tener más herramientas para argumentar las ventajas del sistema”.

¿Qué empresas están facturando electrónicamente en este momento?

“Nuestra idea era no dar ningún paso en falso. Desde el 2007 que este tipo de facturación está funcionando en rubros como la TV por cable, Internet y medicina prepaga. Lo primero que hicimos fue segmentar a las empresas. Luego se incorporó a la telefonía celular, las empresas de limpieza y las recaudadoras de caudales. De esta forma ya teníamos 1000 empresas que habían adoptado esta modalidad, sin que aún fuera obligatoria de las cuales el 50% aproximadamente hacía facturas “A” y el 50% “B”.”

¿En el proceso de adopción de esta modalidad va a tener que adquirirse algún sistema informático en especial o la AFIP va a proveer alguno?

Quién facture electrónicamente tendrá la libertad de adoptar sistemas de facturación electrónica que más le convenga o tengan mejor desempeño, las ofertas de software no estarán reguladas. Igualmente desde AFIP tendremos disponible un facturador on line con el cual las empresas podrán diagramar su nombre de fantasía y un logo. Esto le simplificará mucho las tareas a quienes no tengan los recursos para comprar un sistema nuevo.

¿Qué finalidad tiene este cambio? ¿Piensan tener un mayor control sobre la facturación y por ende un mayor nivel de recaudación?

“Es obvio que una de las finalidades es el control. La AFIP es también un organismo de control. Sin embargo no sería tan taxativo al decir que es el único fin perseguido. Este sistema está en la vanguardia mundial del tema. Y esa vanguardia y el buen funcionamiento es el servicio que buscamos para el contribuyente y los profesionales que los asisten. Además es una solución para un gran problema que teníamos que era la factura trucha”.

¿Cómo van a solucionar la conectividad de las empresas y lo contribuyentes del interior?

Sabemos que existen problemas en el interior del país y que no todos tienen banda ancha. Para esto se pondrán oficinas de AFIP con conectividad, en conjunto con consejos profesionales y algunas otras empresas proveedoras de servicio para solucionar este problema. Mientras tanto, previa presentación de una nota argumentando este problema se podrá seguir facturando de la manera anterior.

Van a tener menos trabajo los inspectores de AFIP entonces…

Por lo pronto tanto la empresa como el inspector no van a tener que lidiar mas con esos tediosos libros que muchas veces se lo comían las ratas en los archivos, o se destruían en una inundación.

Ahora el inspector no va atener que revisar todos los libros, va a ir a algo puntual. Además vamos a poder ver mejor la facturación “A” en lugares que si bien lo pueden que hacer como excepción, a veces lo hacen por demás, como es el caso de los restaurantes por ejemplo. Esto va a ser una gran ventaja también de poder ver muchos mas datos del contribuyente en tiempo real.

¿Están analizando la posibilidad de que las excepciones no sean por presentación de notas?, los profesionales lo comparan eso con un calvario…

Escuchamos todo lo que los contribuyentes y los profesionales nos dicen. Si hay quejas se buscará otro método, es parte de la adaptación que nosotros también tendremos que hacer al nuevo sistema.

¿Como son las expectativas?

Tenemos previsto que para el 2010 sean todas las facturas electrónicas.

Por Lic. Norberto Lema

Exclusivo para ELE - VE

Nota Relacionada: "Entrevista a Marcelo Costa sobre lo nuevos convenios con China"