“La obtención del primer empleo, es un factor fundamental a la hora de elegir carreras como Administración o Contador Público”

La educación universitaria y la formación laboral que proveen estas instituciones es el eje de debate en varios ámbitos profesionales. Algunos sectores opinan que el énfasis de las carreras tiene que darse por en la formación para el trabajo de forma multidisciplinaria y otros, en forma concentrada, en alguna especialización. Sin embargo, la gran demanda de profesionales de ciencias económicas en las empresas argentinas, luego de la reactivación económica, hace que la gran mayoría de los alumnos esté trabajando antes de recibirse y haciendo su propia experiencia para encarar la profesión.

Para hablar de estos temas la Dra. Alejandra Marinaro, Directora de la Escuela Internacional de Negocios de la Universidad Maimónides, brindó una entrevista exclusiva a la Editorial Aplicación Tributaria S.A. donde explica cual es el eje de la formación de alumnos en esa Casa de Estudios y cuales son las perspectivas laborales de quienes de allí egresan.

Alejandra Marinaro es Contadora Pública de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. En la Universidad Maimónides es, desde 1997, Directora de la Escuela Internacional de Negocios y la Escuela de Comunicación y Diseño Multimedial.

¿Porque piensa Usted. que los jóvenes eligen un carrera de negocios en nuestro país?

Si bien en los últimos años los jóvenes comienzan lentamente a dirigirse a nuevas opciones profesionales, muchas de ellas escasamente pobladas y algunas muy rentables por cierto, las carreras de negocios ofrecen un conjunto de habilidades que facilitan la rápida inserción laboral en el mercado. La obtención del primer empleo, es un factor fundamental a la hora de elegir carreras como Administración o Contador Público, donde ciertamente la demanda de estudiantes y profesionales continúa siendo muy alta.

¿Cómo ve la formación de los egresados de ciencias económicas de las universidades en Argentina?

Nuestro país necesita una nueva generación de profesionales que se encuentren altamente capacitados para competir en un ambiente de negocios cada vez más complejo. La formación de futuros graduados exige un conjunto de conocimientos y valores éticos que los habiliten para actuar como especialistas, idóneos y confiables en el mundo multidisciplinario en el que vivimos. Algunas universidades han logrado incorporar asignaturas o nuevas áreas de estudios que contribuyen a cimentar a la clase empresarial innovadora y a directivos con perfiles emprendedores. Otras, por el contrario, aún no se adaptaron a los nuevos paradigmas del mundo empresarial.

¿Es fácil la inserción laboral una vez obtenido el título?

Efectivamente, en la Universidad Maimónides, por ejemplo, hemos comprobado mediante diferentes encuestas que actualmente el 100% de los egresados de la Escuela Internacional de Negocios, se encuentran trabajando bajo relación de dependencia o en proyectos independientes, siempre en negocios. De hecho, gran parte de los estudiantes de Contador Público y Administración ya han obtenido su primer empleo siendo todavía alumnos, puesto que el fortalecimiento en nuevos sectores de la economía provocó que decenas de empresas no cuenten con el tiempo suficiente para esperar a que el alumno concluya la carrera.

¿Las empresas buscan a sus empleados en la universidad a través de algún convenio o los alumnos son proactivos en la búsqueda de sus primeros pasos en la profesión?

Cientos de empresas se comunican con la Escuela Internacional de Negocios en la búsqueda de estudiantes de los últimos años de las carreras de Administración, Contador Público y Recursos Humanos. Sucede lo mismo con las carreras de Marketing y Turismo, pero en menor medida. Durante los primeros años de cursada, nuestra casa de estudios se ocupa de generar convenios con consultoras y compañías para que los alumnos realicen pasantías -todas rentadas- y puedan así tener sus primeras experiencias laborales. Más tarde, a partir del tercer año, la inserción en el mercado por parte de nuestros estudiantes se divide en dos: por un lado a través de la Universidad en donde llegar diferentes ofertas laborales para ellos y por el otro, los estudiantes han notado en los últimos tiempos que postulándose en diferentes portales especializados y con los conocimientos, destrezas y habilidades obtenidas, es muy factible que logren cambiar rápidamente de trabajo con mejores condiciones laborales en todos los casos. En pocas palabras, los estudiantes se encuentran tan bien posicionados que tienen el privilegio de buscar nuevas alternativas de empleo que le ofrezcan mejores condiciones laborales.