"Las acciones de fiscalización de Arba hacen hincapié en los contribuyentes de mayor capacidad contributiva"

Desde su creación a fines del 2007, a instancias del gobernador Daniel Scioli, la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) tiene entre sus principales objetivos combatir con todos los elementos disponibles la evasión fiscal y brindar las herramientas necesarias para simplificar los trámites administrativos a los contribuyentes.

En un diálogo que en exclusiva el Director Ejecutivo de Arba, Lic. Martín Di Bella, brindó para nuestro medio, nos habló sobre los objetivos principales de su gestión en Arba, destacó la importancia del convenio firmado con AFIP, hizo un balance sobre los resultados de las campañas llevadas a cabo por el Organismo en la Costa Atlántica, mencionó la situación en la que se encuentran los propietarios de autos de alta gama en estado de morosidad y opinó sobre las recientes modificaciones que se le han realizado al sistema "ARBANET".

¿En qué consiste la agenda de trabajo conjunta que están realizando con la AFIP?

“Recientemente firmamos un convenio con el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Dr. Ricardo Echegaray, a través del cual acordamos una agenda de trabajo común que contempla, entre otros puntos, coordinar tareas e intercambiar información y experiencias para mejorar nuestro accionar tributario. La idea de profundizar acuerdos anteriores y concretar en forma periódica reuniones entre técnicos de Arba y Afip tiene por objeto optimizar la administración tributaria y avanzar hacia un sistema de recaudación más equitativo y justo”.

“En ese sentido, el 8 de marzo próximo volveremos a encontrarnos, en este caso para dar comienzo a las reuniones mensuales entre los equipos técnicos de la Agencia de Recaudación y de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Obviamente, tanto el doctor Echegaray como yo participaremos del encuentro. Este tipo de iniciativas muestran lo importante que es trabajar de manera coordinada entre los diferentes estamentos de gobierno. Nosotros estamos convencidos de eso y actuamos en consecuencia, suscribiendo acuerdos y desarrollando acciones que involucran el compromiso de la Nación, la Provincia y los municipios. No tengo dudas de que ese trabajo mancomunado es positivo y resulta beneficioso para toda la sociedad. Hubo otras épocas en el país en que esa sintonía entre los diferentes estamentos de gobierno no existía, y sin duda alguna se trató de experiencias muy negativas para toda la sociedad. Por eso, no me canso de destacar que es sumamente positivo que hoy exista este trabajo conjunto”.

¿Qué resultados vienen arrojando las campañas llevadas a cabo por Arba para controlar la evasión fiscal?

“Desde que comenzó el verano, y dada la importancia que adquieren desde el punto de vista tributario los diferentes lugares turísticos de la Provincia, que reciben a miles de veraneantes, las campañas de fiscalización más importantes se focalizaron en la Costa Atlántica. Desde luego, al mismo tiempo que se desarrolla el trabajo en la Costa continúan los controles periódicos en otras ciudades y centros urbanos, pero sin dudas que la tarea de mayor magnitud se traslada a los centros turísticos”.

“El operativo de Arba en las ciudades de la Costa Atlántica involucra a 2.000 agentes de la Agencia, que realizan tareas de fiscalización y además resuelven trámites de los contribuyentes que están de veraneo. Es decir que, por un lado, Arba controla, notifica deuda e insta al contribuyente incumplidor para que se ponga al día. Por otro, acerca múltiples servicios al ciudadano, a través de los centros de atención móviles, para facilitarle consultas y trámites sobre diversas cuestiones impositivas. Nuestro objetivo es estar al lado del que cumple para brindarle mejores servicios y beneficios, de forma que se sienta bien atendido; y al mismo tiempo, no perderle pisada al contribuyente que está en situación irregular, pero no para “escracharlo”, sino para informarlo de su situación de deuda y darle la posibilidad de que la regularice”.

¿Cuál es el balance del operativo de verano?

“Respecto del operativo de verano, y de acuerdo a los datos parciales que tenemos hasta ahora, podemos decir que se notificó deuda multiimpuesto a 149.880 contribuyentes. Esto significa que los agentes de Arba, a partir de acciones de notificación en vehículos, domicilios o comercios, y a través de tareas de control de mercaderías en tránsito y “punto fijo”, les comunicaron a los contribuyentes cuál era la deuda que tenían por Ingresos Brutos, Inmobiliario y/o Automotores, y los instaron a suscribir un plan de pagos para ponerse al día. Esa deuda notificada involucra un monto total de $715 millones, que es el importe que esos ciudadanos morosos le deben a la Provincia”.

“Asimismo, en lo que va del operativo en la Costa la Agencia de Recaudación inició casi 4.533 títulos ejecutivos a deudores morosos, lo que significa recurrir a la vía judicial para garantizar el cobro de esa deuda. Por otra parte, en lo que refiere a la cuestión catastral, las tareas de inteligencia fiscal permitieron detectar casi 500 mil metros cuadrados que se encontraban sin declarar”.

“En forma paralela, se atendieron en los quince puestos móviles de la Costa más de 25 mil consultas de contribuyentes, y fueron muchos los deudores que utilizaron este servicio para suscribir un plan de pagos”.

¿Cuál es la situación de los 8.000 morosos propietarios de autos con alta valuación fiscal?

“Las acciones de Arba hacen hincapié en aquellos contribuyentes de mayor capacidad contributiva. Por eso nosotros publicamos en la web de la Agencia el listado de los 8.000 propietarios de autos de alta gama con importantes deudas por el Impuesto a los Automotores, que están en condiciones de ser retenidos por la Agencia. Si bien la ley nos da la posibilidad de retener esos vehículos hasta que los contribuyentes regularicen su situación, está claro que el objetivo de Arba no es retener los rodados, sino que los propietarios se pongan al día. Hay que entender que la caución es el último recurso de cobro que aplica la Agencia con aquellos morosos que poseen rodados de alto valor económico y registran incumplimientos de magnitud. Además, se debe tener en cuenta que antes de llegar a esta instancia la Agencia les hizo conocer a los propietarios, por diferentes medios, su situación de irregularidad. Hasta ahora, la publicación del listado y la posibilidad de retener los autos de deudores ha mostrado ser una herramienta muy efectiva, ya que cerca de mil morosos -dueños de automóviles de alta gama- regularizaron su situación en las últimas semanas”.

¿Qué cantidad de contribuyentes morosos en etapa judicial fueron incluidos en el Veraz?

“Incluimos en los sistemas de determinación de riego crediticio, Veraz y Nosis, a 90 mil deudores bonaerenses –a los cuales ya se les había iniciado juicio para tratar de cobrarles la deuda-. Esa medida va en consonancia con nuestro objetivo de lograr mayores niveles de justicia, equidad y cobrabilidad en el sistema tributario. Esos deudores en etapa judicial, que exhibían un incumplimiento persistente y especulaban con el fisco, a partir de su incorporación en Veraz y Nosis van a ver afectada la posibilidad de tomar nuevos créditos y realizar ciertas operaciones financieras. Ésa es la respuesta de Arba a su especulación y una manera de que tengan presente que siempre va a ser mejor pagar en tiempo y forma que especular. En esa línea también se inscribe nuestra decisión de iniciar acciones judiciales, por un valor de casi $ 30 millones de deuda, a 4.533 contribuyentes que fueron notificados de su condición de morosos durante el operativo de verano y, vencido el plazo para que regularicen, desconocieron el aviso de Arba”.

“Existe un tema clave, hay que asumir conductas y acciones que lleven a un cambio en lo que respecta al comportamiento tributario de los ciudadanos. La sociedad experimenta una sensación de injusticia muy grande cada vez que observa cómo algunos ciudadanos, que evidencian una ostensible capacidad contributiva, se desentienden de sus obligaciones fiscales, incluso a sabiendas de que eso perjudica a toda la comunidad. Hay que entender que la importancia de cumplir con el pago de impuestos va mucho más allá de las obligaciones legales. Pagar en tiempo y forma implica un acto de solidaridad, puesto que cada persona contribuye en función de su capacidad patrimonial y aporta al sostenimiento de un sistema público que brinda servicios al conjunto de la sociedad. A través de la recaudación de impuestos pueden acceder a prestaciones de salud, educación, seguridad, justicia, etc., todos los ciudadanos por igual, más allá de cuál sea su condición económica”.

¿En qué consisten las modificaciones al régimen de liquidación de anticipos “Arbanet” y cuál es el nivel de reclamo de los usuarios del sistema?

“Atendiendo ciertos reclamos, hemos incorporado algunas modificaciones a ArbaNet, el sistema de liquidación de Ingresos Brutos. A partir de este año, el esquema va a abarcar a todos aquellos contribuyentes que durante 2009 tuvieron ingresos brutos operativos por un importe igual o inferior a los $300 mil. Esta modificación en el universo de contribuyentes está en consonancia con los cambios que introdujo la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en el régimen del Monotributo”. “Las modificaciones buscan simplificar aún más ArbaNet, y volverlo más eficiente, de manera de favorecer a los pequeños y medianos contribuyentes que lo usan cotidianamente. En la actualidad, son alrededor de 800 mil las personas y empresas que liquidan Ingresos Brutos a través de ArbaNet”. “Con los cambios recientes se pretende, además, otorgarle mayor flexibilidad al sistema, ya que los contribuyentes tienen ahora la posibilidad de readecuar los montos del anticipo a pagar hasta el último día del mes en el cual opere el vencimiento. Anteriormente, esa readecuación sólo podía hacerse hasta la fecha de vencimiento del anticipo. Es muy importante recalcar que ArbaNet tiene cada vez más aceptación entre los pequeños y medianos contribuyentes. Muestra de ello es que el nivel de reclamo bajó considerablemente y, en la actualidad, no supera el 3% del total de usuarios”.

¿Cuáles son los objetivos principales de su gestión en Arba?

“El accionar de Arba abarca diversas aristas. Por un lado, apuntamos con todas las herramientas que tenemos a mano, y con otras que vamos sumando, a combatir el incumplimiento de aquellos que evidencian mayor capacidad contributiva. Pero por otro, llevamos a cabo acciones que contemplan la situación de los contribuyentes con menos recursos. Concretamente, hemos eximido de pagar el Impuesto Inmobiliario a más de 900 mil familias de la Provincia que viven en inmuebles de baja valuación fiscal. Del mismo modo, siempre buscamos otorgar beneficios y bonificaciones a quienes cumplen en forma correcta con el pago de impuestos. De hecho, este año Arba intensificó su política de bonificaciones especiales para los contribuyentes que exhiben un buen cumplimiento fiscal, con descuentos que llegan hasta el 25% en el Inmobiliario Rural y al 15% en el Inmobiliario Urbano, Automotores y Embarcaciones Deportivas. Los beneficios abarcan a todas aquellas empresas y particulares que cumplen en tiempo y forma con sus obligaciones fiscales. Nos interesa mucho avanzar, en forma paulatina, hacia un cambio de cultura tributaria. El objetivo es que todos los ciudadanos comprendan y, además, puedan palpar a través de acciones concretas que siempre será más beneficioso cumplir que incumplir”.

“Otra cuestión que considero de suma importancia es incorporar tecnología e innovar permanentemente para poder ofrecerle a los contribuyentes trámites más simples, que le faciliten su operatoria con la Agencia de Recaudación. Sin ir más lejos, los quince puestos móviles que pusimos a disposición de los veraneantes en toda la costa bonaerense recibieron más de 25 mil consultas en lo que va de 2010. En función de ese objetivo también estamos trabajando para instalar en los diferentes municipios centros de atención locales, donde los contribuyentes puedan, de manera gratuita, acceder a información fiscal, realizar consultas, imprimir sus boletas y suscribir planes de pago. No tengo dudas de que si el ciudadano recibe una atención dinámica, con buen trato y mejor nivel de servicios se sentirá más satisfecho, y eso redundará en que tenga mejor cumplimiento tributario”.

“Otra de las prioridades de nuestra gestión es modernizar la Agencia y optimizar las herramientas de recaudación. En ese sentido, hemos mantenido encuentros periódicos con funcionarios de organismos internacionales de crédito, entre ellos del Banco Mundial, para recabar experiencias y realizar innovaciones en el sistema de recolección de datos, que es un elemento clave de la gestión tributaria. En los próximos días volveremos a encontrarnos durante una reunión en Washington, donde tenemos prevista una agenda de trabajo común”.

“Además de la modernización, otro tema que me parece preponderante es la relación con la comunidad. Es cierto que Arba tiene a su cargo la administración tributaria en la provincia de Buenos Aires, pero su tarea no se agota allí. Además de administrar impuestos, desde la Agencia también ponemos énfasis en distintas acciones de compromiso social con comedores y entidades bonaerenses de bien público. En esa línea se inscriben las gestiones solidarias que llevamos adelante para entregar alimentos y otros bienes decomisados durante operativos de control de mercaderías en tránsito. Por otra parte, con el objeto de fomentar la cultura tributaria, desde Arba llevamos adelante diversos programas educativos que buscan inculcar entre la gente la importancia de cumplir en forma correcta con el pago de impuestos”.

“En la actual gestión de Arba tenemos claro que el horizonte debe ser lograr una verdadera equidad impositiva. Llegar a ese objetivo requiere acciones no sólo de combate a la evasión, la morosidad y la especulación, sino también de otras herramientas fundamentales, como brindar buenos servicios, reconocer a los cumplidores y fomentar, entre todos nuestros comprovincianos, la idea de que sólo cumpliendo con los impuestos la sociedad vivirá mejor”.

Por Angeles Bellomo