Presentación del Sistema de Tasas Retributivas

Las rúbricas de los libros contables y de sueldos en el ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires siempre ha sido engorrosa, mucho más en los últimos tiempos, donde la diversidad de criterios de las autoridades de diferentes delegaciones hacía que los profesionales contables tuvieran que seguir diferentes directivas según sea la zona donde se rubricaran los libros. Desde principio de febrero comenzó a tener vigencia un nuevo sistema de rúbricas que viene a solucionar varias de estas falencias. En una entrevista exclusiva con Aplicación, el Ministro de Trabajo bonaerense Oscar Antonio Cuartango, explico los detalles de esta nueva metodología y de cual es el camino a seguir en lo que a política laboral oficial, respecta.

Oscar Antonio Cuartango es abogado y trabaja como Profesional Independiente. Está especializado en Derecho del Trabajo, Derecho Sindical y Temáticas Municipales desde 1968, Asesor Sindical, Asesor de la Presidencia de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados de la Nación ( 1997/99), Jefe de Gabinete del Ministro de Trabajo de la Nación (2002), Subsecretario para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia de la Jefatura de Gabinete de Ministros del Gobierno Nacional (2002/2003), Director Nacional del Proyecto PNUD Arg00/046 de la Jefatura de Gabinete de Ministros (2002/2003), Asesor de la Presidencia de la Comisión Bicameral, Parlamentaria Conjunta del MERCOSUR (diciembre 2003 a la actualidad). Coautor de Bases Constitucionales de América Latina y el Caribe, Equipo Federal del Trabajo. Actualmente es Ministro de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.

¿Cómo va a ser el nuevo sistema de rúbricas de libros?

El tema de rúbricas de libros laborales tiene una rémora muy grande en la Provincia de Buenos Aires, era una asignatura que teníamos pendiente. Se venía haciendo en hojas de papel común, en forma manual, lo cual generaba una diversidad de criterios en cada una de nuestras delegaciones y, a su vez, esa discrecionalidad podía ser objeto de un uso indebido o inadecuado según las voluntades de las autoridades de cada área. En cambio ahora lo que estamos haciendo es darle institucionalidad a la rúbrica a través de hojas con sellos de seguridad, numeradas y con un código de barras por empresa, con un soporte informático que obliga a una registración de la empresa con todos sus datos y que lleva a una seguridad jurídica tanto para los trabajadores a la hora de litigar judicialmente como a las empresas y a los profesionales en Ciencias Económicas que utilizan este material.

O sea que el viejo método de la hoja membretada con el sello del ministerio va a dejar de existir…

El nuevo método tendrá hojas impresas que va a proveer el ministerio, con códigos de barra, con un sello de seguridad y numeradas. Para asignarlas, a cada empresa se le cargará informáticamente cuáles son las hojas y los números que tiene; de esa manera se va a evitar, por ejemplo, que se pudieran dilatar rúbricas o cambiar algunas constancias. Además, se evitan los diferentes criterios que se utilizaban en cada una de nuestras delegaciones donde.

¿Esto va a tener una ventaja en cuanto a lo que pueda suceder en cuanto a la pérdida o destrucción de libros?, ya que parecería que va a existir un soporte informático o back up de todo esto…

 Obviamente y aparte de eso tampoco implica un costo superior o adicional. Es decir, el costo de la rúbrica va a seguir siendo exactamente el mismo con la diferencia de que las empresas no van a tener que proveer las hojas, sino que las hojas le van a ser suministradas por el Ministerio de Trabajo Bonaerense.

¿Las rúbricas estas se harán únicamente en las delegaciones del Ministerio de Trabajo?

 Es el mismo sistema que viene utilizando. Cada delegación regional va a tener su hoja de rúbrica, lo único es que todo va a converger en un sistema informático común donde va a estar registrada toda nuestra provincia.

¿Cómo piensa que va a ser la recepción por parte de las empresas y de los profesionales contables de este nuevo sistema?

 Respecto de los profesionales contables ha sido excelente, inmejorable, más aún, tenemos que agradecer la colaboración del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires y de todas sus delegaciones porque, antes de implementar el sistema, nos reunimos con ellos, intercambiamos ideas y ellos nos han permitido enriquecer el cambio de sistema con sugerencias y observaciones formuladas desde la experiencia cotidiana, desde la trinchera, digamos. Hemos entablado una relación muy enriquecedora y estamos hablando con las autoridades de la Delegación San Isidro en el sentido de que esta interrelación, en el sentido de que se desarrolle en el tiempo, porque esto no es una foto, es una película que se va desarrollando. Tampoco creemos haber logrado la panacea en materia de rúbricas, toda obra humana es perfectible y nosotros vamos a ser receptivos a todas las sugerencias que se nos hagan desde quienes están trabajando en el tema.

¿Esto va a ser en todas las delegaciones de toda la provincia de Buenos Aires?

 Exactamente.

¿A partir de cuándo comienza a implementarse?

A partir de febrero. Estamos haciendo una experiencia piloto en las delegaciones de la Costa, con capacitación para las delegaciones del Consejo Profesional en esa zona porque, a contramano de lo que sucede en el resto de las provincias, es la zona que más trabaja durante el verano. Durante enero y febrero suele pararse la actividad en la mayoría de la provincia a excepción de las zonas turísticas. Ahí es donde comenzamos a implementarlo y ahora la estamos haciendo extensiva a todo el territorio.

¿Cómo ve la situación del empleo en la provincia de Buenos Aires?

 La situación de empleo la vemos bien y controlada. Nosotros tuvimos una postura que yo definiría como defensiva, durante el segundo semestre del año 2008 y todo el 2009 como consecuencia de la crisis mundial que comenzó siendo financiera y después repercutió en las economías. En el caso de nuestro país, tuvo su cimbronazo, pero por las políticas activas del Gobierno Nacional, Provincial e incluso de los municipios, más una actitud de responsabilidad social de las pequeñas y medianas empresas, mas las organizaciones sindicales, también del profesional en Ciencias Económicas, nos hemos encontrado con que no ha habido despidos masivos. Podemos afirmar que se han minimizado los efectos de la crisis, las empresas asumieron compromisos de estabilidad por 180 días, con lo que enviaron una fuerte señal de confianza a la sociedad. Sabido es que la economía no sólo se rige por los números sino también por las expectativas; ese mensaje de que no se iban a despedir trabajadores generó expectativas positivas y evitó que entráramos en el círculo vicioso de retracción del consumo, lo que a su vez redunda en una menor producción.

¿Cómo ve el 2010 en relación a la formalización del empleo en negro, que mucha gente pueda tener empleo en blanco?

 Yo creo que en 2010 vamos a pasar de esa postura defensiva que teníamos a una postura ofensiva direccionada, no sólo a la preservación de la fuente de trabajo, sino también al estímulo de la creación de nuevas fuentes de trabajo. En ese sentido tenemos un Plan de Empleo que subsidia aquellos emprendimientos que generan nuevos puestos de trabajo. Por otro lado, tenemos que reconocer que el trabajo no registrado es una asignatura pendiente que tenemos, todavía registra índices sumamente elevados y creemos que la recuperación económica, además de generar nuevos puestos de trabajo, va a ser un estímulo para la registración de aquellos trabajadores y que estén en una situación regular.

Por Norberto Lema, exclusivo para ELe-Vé