"Sin banda ancha, es un logro presentar con éxito una DDJJ ante la Afip"

La Afip está desde hace tiempo implementando una serie de avances tecnológicos con el objetivo de optimizar los controles fiscales. Sin embargo, en ese afán, muchas veces no tiene en cuenta las distintas situaciones que se presentan entre los profesionales que se desempeñan a lo largo y ancho de nuestro extenso país.

En una entrevista exclusiva con Aplicación Tributaria S.A., el presidente del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán –una entidad que agrupa a tres mil cien profesionales–, Juan Carlos Morell, habla sobre las preocupaciones de los profesionales tucumanos en relación a los organismos fiscales y los avances tecnológicos.

En términos generales, ¿cuáles son las preocupaciones de los profesionales tucumanos?

Los profesionales tucumanos nos sentimos preocupados por la vigencia de leyes que agravian y discriminan nuestra profesión, al transferirnos –en algunos casos– responsabilidades que desbordan nuestra actuación profesional.

Además, nos preocupa la capacitación y actualización constante de las distintas disciplinas y la inserción laboral de los jóvenes graduados. Hacia el adentro –es bueno aclararlo– cada profesión tiene algunas otras preocupaciones particulares.

En relación a la administración pública provincial, ¿cuáles son los mayores inconvenientes?

Los organismos fiscales delegan en nosotros una serie de responsabilidades y situaciones que entorpecen nuestro desempeño profesional. En este sentido, las preocupaciones se originan debido a que:

- Los organismos fiscales no reconocen ni admiten el rol de docencia que ejerce el contador entre el fisco y el contribuyente. Además, por la dependencia del sistema de aplicativos, la administración pública delega en el contador tareas netamente administrativas que en muchos casos distorsionan el verdadero ejercicio profesional.

- Los sucesivos gobiernos tucumanos demoraron a lo largo de 20 años la puesta en funcionamiento del Tribunal Fiscal de la Provincia. El Poder Ejecutivo actual tiene la oportunidad de resolver definitivamente esta deuda con los administrados.

- El Código Tributario tucumano es modificado permanentemente, sin un debate previo y responsable por parte de los legisladores a quienes les corresponde en exclusividad la imposición de los tributos.

Esta situación se hace extensiva al sistema tributario nacional, ya que no se aprovecha el crecimiento en la recaudación para reformular nuestros códigos tributarios con acciones genuinas que fomenten el incremento de la economía formal y, en consecuencia, de la base contributiva respetando de manera fiel el principio de “capacidad contributiva”.

- El cobro de los impuestos provinciales se realiza exclusivamente a través del Banco de Tucumán, el único agente financiero de Tucumán.

- Los contadores deben afrontar reiteradas dificultades para realizar su labor profesional en la sede de la ANSeS, a pesar de las presentaciones y pedidos de audiencia efectuadas por nuestra entidad en distintas oportunidades.

- La situación de los contribuyentes es desfavorable como consecuencia de la enorme presión fiscal y a la existencia de un sistema de recaudación de retenciones y percepciones que provoca ingresos tributarios en exceso de difícil recuperación y afecta sensiblemente a quienes realizan sus actividades en la economía formal.

¿Qué opina de los mecanismos y herramientas de recaudación implementados por el gobierno provincial?

La Dirección General de Rentas de Tucumán –nuestro principal organismo fiscal– tuvo un avance importante, tanto en capacitación de sus funcionarios como en el aspecto tecnológico interno.

Sin embargo, hace falta una actualización de los sistemas informáticos que se vinculan con los contribuyentes, ya que el actual genera inconvenientes y demoras que entorpecen la tributación. Sobre este último punto, de acuerdo a los anuncios de las autoridades, está prevista la implementación de un sistema o mecanismos para mejorar la atención de los contribuyentes y los contadores.

Para hacer frente a esta situación, durante los últimos períodos, funcionó en nuestra entidad la mesa de enlace con Rentas que nos permitió –en determinados casos– obtener respuestas sobre algunas consideraciones de tipo operativo.

¿Está de acuerdo con el trabajo que está llevando a cabo la Afip?

Sin lugar a dudas la Afip tuvo un crecimiento y una mejora en la administración tributaria muy importante debido a la creciente sistematización lograda a través de la informática.

Pero esta evolución tecnológica, al igual que las normativas, sigue el proceso de continuos cambios que en algunos casos –por los excesos o por no considerar las normas vigentes– dificulta el cumplimiento de la obligación, y en otros impide el adecuado conocimiento de los sistemas, particularmente por la inmediatez de su aplicación.

Esta situación perjudica especialmente a los profesionales del interior del país que en su rol de asesores de pymes desarrollan diferentes actividades, además de las tributarias.

En este sentido, es imprescindible que los cambios o los nuevos sistemas sean difundidos con la debida anticipación, y que sean analizados por la Federación Argentina de Consejos Profesionales en Ciencias Económicas (FACPCE) previo a su implementación, con el objetivo de que la entidad legitime su puesta en funcionamiento.

En relación a los cambios tecnológicos, ¿los profesionales cuentan con las herramientas (internet, por ejemplo) para cumplir con todas las obligaciones del fisco?

En reglas generales, todos los profesionales deberían contar con todas las herramientas informáticas adecuadas para brindar un buen servicio a sus clientes. Sin embargo, la realidad indica que los profesionales tienen algunas dificultades para adquirir el equipamiento necesario (es el caso de los que recién se inician en la actividad) o para renovar o actualizar los equipos y programas informáticos.

Todas estas actualizaciones son indispensables, debido a los “nuevos requerimientos” que ocasionan los permanentes cambios en los sistemas.

Además, y esto es muy importante, algunas zonas de la provincia no disponen de conexión a internet o no cuentan con banda ancha, por lo que concluir con las presentaciones es todo un logro. Incluso, hay lugares que no cuentan con servicios telefónicos.

La FACPCE y la Afip están analizando en conjunto la firma de tres convenios, ¿cuál es su opinión al respecto?

En primer lugar, es determinante que dichas entidades –dos instituciones importantes de la tributación– analicen en forma conjunta la obtención de soluciones objetivas a las distintas dificultades operativas que afectan el adecuado cumplimiento fiscal.

- Puestos de Asistencia–Afip, en Sedes y Delegaciones de los Consejos Profesionales: Si tenemos en cuenta que estos puestos de asistencia estarían destinados a aquellas localidades que se encuentren alejadas de las ciudades con sede de la Afip, los mismos no serían aplicables en nuestra provincia debido a su pequeño territorio. Lo que sí haría falta es que se implementara algún tipo de atención específica para los profesionales que por su incumbencia desarrollan sus actividades en el ámbito de la Afip ya que hay sólo dos centros de atención para entender a una importante cantidad de contribuyentes.

- Cursos de Actualización–Afip, dictados a través del Sistema Federal de Actualización Profesional (S.F.A.P.): Una de las preocupaciones esenciales de nuestra Institución –al igual que la FACPCE y el resto de los consejos del país–, es la jerarquización de la profesión, y uno de los pasos ineludibles para su logro es la capacitación y la actualización de todos los colegas. El S.F.A.C. es, en este sentido, el ámbito más adecuado. Es importante destacar que, nuestro colegio organiza cursos de actualización en forma conjunta con el Área de Capacitación, de la Agencia Sede Tucumán.

- Canal de Asistencia – Afip a jóvenes profesionales: Es una muy buena propuesta, ya que aplicado inteligentemente y utilizado adecuadamente puede contribuir efectivamente en la inserción laboral de los jóvenes profesionales.

¿Cuál debería ser el objetivo último de los organismos tributarios?

Lo que estamos propiciando es la implementación de un sistema tributario que procure una relación de equilibrio entre el fisco y el administrado, y que busque ampliar la base contributiva por medio de políticas que efectivamente incentiven el crecimiento de la economía formal, y no a través del incremento de las cargas materiales y formales que afectan al buen contribuyente, provocándole desventajas comparativas enormes por el mero hecho de transparentar su actividad.

Más datos
Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán
Av. 24 de septiembre 776, San Miguel de Tucumán
Teléfonos: (0381) 421–7571/4755/422–6686
Correo electrónico: cgcet@cgcet.org.ar
Sitio web: www.cgcet.org.ar

Si quiere hacer algún comentario sobre esta nota o para proponer nuevos temas o futuros personajes para la sección "Entrevistas Profesionales", escríbanos a lectores@aplicacion.com.ar

Esta entrevista fue publicada en febrero de 2008 en la Revista "Técnica Societaria, Pericial y Concursal" editada por la editorial Aplicación Tributaria S. A.

Por Lic. Mariana Leiva

Exclusivo para Aplicación Tributaria S. A.