Notas altas y "bochazos" en los boletines del equipo económico

Macroeconomía y Finanzas Públicas fueron los puntos más débiles en la carrera universitaria de Miguel Peirano: aprobó ambas materias en la UBA con un 5 y un 6, respectivamente. Leila Nazer, la nueva secretaria de Industria, optó por no cursar Desarrollo Industrial. Y Alejandro Barrios, el ex director del INDEC, desplazado la semana pasada, "bochó" Estadística ll.

Son algunas de las curiosidades que surgen al analizar los certificados analíticos con las notas obtenidas en la Universidad de Buenos Aires, a los que tuvo acceso Clarín.

El promedio general de Peirano para toda la carrera fue de 8,03, lo que le dio derecho a un Diploma de Honor, pero no a la Medalla de oro (hace falta un 9), como trascendió en algunos medios, entre ellos Clarín.

El ministro tuvo su mejor desempeño en Sistemas Económicos, Geografía y Matemática para Economistas: en las tres materias aprobó con 10. Además de Finanzas Públicas y Macroeconomía, le tiró el promedio para abajo Contabilidad, en la que sacó 6.

"Era de esos alumnos que no venían mucho a clase", recuerda un economista que actualmente trabaja en el sector privado y que cursó con Peirano Desarrollo Económico, "pero que al final del semestre, cuando el profesor leía las notas, tenía un 9".

Para la época en la que estaba en el final de su carrera, en 1998, la materia Desarrollo Industrial era optativa, y Leila Nazer, la nueva secretaria de Industria, eligió no cursarla. Con un promedio general de 6,53, Nazer desaprobó Algebra, Historia Económica y Teoría del Crecimiento Económico.

Barrios, el ex funcionario del INDEC, tuvo un promedio más bajo: 6,20. Bochó dos veces Matemática ll con 2 (eso sí, la tercera vez la aprobó con un 10), Análisis Matemático ll (con 3) y Estadística ll (con 2).

El desempeño universitario no tiene por qué guardar una relación directa con la calidad de la gestión, y la información de los certificados analíticos debe tomarse también con pinzas. Las notas dependen mucho de si se opta por cátedras "difíciles" o "fáciles". (Clarín)